Rascador para gatos: ¿Son efectivos?

Rascador para gatos

¿Por qué los gatos tienen esa incómoda costumbre de arañar los muebles de la casa? La verdad es que no lo hacen para molestarnos, es simplemente una necesidad que se origina en su naturaleza de predador, parte de su instinto ancestral de cazador, que les lleva a mantener afiladas sus herramientas de trabajo en todo momento. Además, es una forma de marcar su territorio, sobre todo si hay otros gatos en la casa.

Si el gato dispone de un espacio natural, usará el tronco de un árbol, por ejemplo, para limar sus uñas, pero si no disponemos de árbol en el jardín (o directamente no tenemos jardín), hay que satisfacer esa necesidad de otra manera.

Una medida simple y efectiva es cortar las uñas del revoltoso minino . Eso resuelve el problema, pero solo parcialmente, ya que habrá que habrá que volver a cortarlas periódicamente. Además, la cuestión de fondo es otra. El problema no es que tenga las uñas afiladas (por más que nuestros mueblen digan lo contrario), sino que el minino no tiene un espacio en donde volcar su necesidad de actividad.

Beneficios del rascador para gatos

Para eso está el rascador de gatos, un objeto creado específicamente para que el gato lo arañe, preservando, de esa manera, el resto de los lugares de la casa. 

Pero su utilidad va mucho más allá de ser una lima de uñas gatunas. Por supuesto, un primer beneficio para nosotros es que preserva la integridad del mobiliario. Lo interesante, sin embargo, es que el rascador aporta al michifuz otra serie de ventajas que redundan en una mejor experiencia de vida.

  • Actividad. Al igual que sus dueños humanos, uno de los mayores riesgos que enfrentan los gatos es el sedentarismo. La inactividad y la sobrealimentación son los principales factores que provocan obesidad en los gatos, un problema muy generalizado. El rascador es un incentivo para mantenerlos activos y ayuda a ejercitarse a un animal que está demasiado acostumbrado a no hacer nada y a no esforzarse por obtener la comida. Por eso también se recomienda poner la comida en alguna mesa o elevación que le acerque aunque sea mínimamente la idea de ejercicio para llegar al alimento.
  • Entretenimiento. Aunque pareciera que los gatos se pasan todo el tiempo durmiendo, son seres profundamente inquietos (de ahí el famoso dicho en inglés que dice: “la curiosidad mató al gato”). El rascador, especialmente los más complejos, satisfacen esta necesidad.
  • Ansiedad. La distracción que provee el rascador ayuda a eliminar el estrés gatuno (sí, ellos también pueden sufrirlo, aunque no lo notemos).

¿Son infalibles los rascadores?

Siempre hay alguien en la familia que es desganado y prefiere no salir a divertirse. Con los gatos pasa algo parecido, pero a la gran mayoría interactúa con el objeto.

Por lo general, el desinterés, más que un problema de la mascota, es señal de que estamos haciendo algo mal.

En primer lugar, es posible que haya que habituar al gato para que se acostumbre a usarlo. Algunos esparcen sobre el rascador hierba gatera (que a muchos gatos les fascina) como estímulo a utilizarlo. Por otra parte, cada gato tiene sus gustos, y puede que sea necesario probar con distintos rascadores hasta que la mascota encuentre el modelo de su preferencia particular.

También puede ocurrir que, luego de pasada la novedad, el animal pierda el interés por el rascador. Lo ideal sería tener más de uno, pero como alternativa se puede mover periódicamente el rascador a diferentes áreas de la casa.

Si el gato todavía araña otros muebles se pueden considerar estrategias complementarias, como rociar las áreas con productos repelentes de gatos, cubrir los objetos afectados con materiales que no les agraden o, de última, mover algunos muebles de lugar.

Manos a la obra: Cómo hacer un rascador para gatos casero?

Si nos damos maña, el rascador se puede hacer en casa, ya que es un accesorio muy simple, de pocos elementos: unas pocas tablas de madera, un palo o tubo cilíndrico y un poco de hilo sisal, de yute o de alfombrado tipo moqueta (moquette). Por obvias razones, esta última no es una opción recomendable si en la casa hay alfombrado del mismo material). Buscando por Google o YouTube vas a encontrar decenas de tutoriales simples sobre cómo hacer uno.

Aquí te dejamos algunas recomendaciones para tener en cuenta.

  • El poste debe tener la altura suficiente para que el gato pueda alcanzar con sus patas la parte superior y estirarse.
  • Debe tener el suficiente peso como para mantenerse estable ante el jugueteo del animal. Si es demasiado liviano tal vez haya que considerar fijarlo al suelo o a la pared.
  • La estructura puede ser de madera o de material sintético.
  • No hay un diseño único. Se puede complicar con cavidades, plataformas, escondites, pelotas colgantes… pero uno básico cumplirá su función de manera suficiente.
  • Si hay más de un gato en la casa, es posible que sea mejor tener un rascador para cada uno, para evitar peleas.
  • Si el rascador tiene más de una superficie para rascar, tanto mejor. En ese caso, conviene que ofrezca dos ángulos (uno vertical y otro horizontal o en diagonal; en la variedad está el gusto, como dicen).

Tenemos una última recomendación para ofrecerte. ¿No te gustaría ahorrar en los gastos que implica tener una mascota y, al mismo tiempo, garantizar que tenga en todo momento la mejor protección para su salud? Por eso existe HolaVet, una cobertura de salud para mascotas que los asegura ante diferentes problemas de salud, intervenciones quirúrgicas, internación. Además también contás con veterinarios a domicilio, veterinarios online y consultas en centros veterinarios, castración, vacunas y mucho más!.

Dejanos tus datos y te contamos todos los beneficios de contar con HolaVet, un veterinario siempre cerca.

*El contenido de este sitio se ofrece a título meramente informativo y educativo, y no debe tomarse como un consejo médico veterinario de ningún tipo. Ante cualquier duda de salud o síntomas de enfermedad en su mascota consulte a su veterinario.

¡Dejanos tus datos!

Un asesor se comunicará en minutos.


Más notas

VILEF
Salud

Leucemia felina: todo lo que hay que saber

La leucemia felina (VILEF) es una enfermedad grave que puede tener un impacto significativo en la salud de los gatos. Conocer sus características, formas de

¡Dejanos tus datos!

Un asesor se comunicará en minutos.


Ventas