Mi perro es Hiperactivo ¿Qué hago?

Hiperactividad

Se trata de una de las consultas más frecuentes sobre los perros: no es capaz de quedarse quieto, como si todo el tiempo estuviera enchufado a la corriente. Es un verdadero problema y las causas pueden ser varias. En primer lugar, hay que distinguir dos tipos de perros hiperactivos. En un caso se trata de una condición patológica, mientras que en el otro hay un problema de conducta, que puede mejorarse con un adecuado adiestramiento. En cualquier caso, ante la menor duda se debe realizar una consulta veterinaria para determinar el origen y el tratamiento.

Qué es la hiperactividad

La hiperactividad o hiperquinesis es un desorden neurológico de origen genético (por lo tanto, hereditario) que provoca un estado de ansiedad en el animal. Es una condición rara, que debe ser tratada por el profesional veterinario. Aunque todavía se desconoce el mecanismo de la enfermedad con exactitud, existen pruebas para diagnosticarla. De manera similar al trastorno de déficit de atención (TDA) en los humanos, la hiperactividad presenta síntomas tales como:

  • Taquicardia
  • Salivación y ladridos excesivos
  • Incapacidad de quedarse quieto y relajado, incluso en un ambiente tranquilo y familiar
  • Sueño breve
  • Limitada capacidad de atención
  • Reacción excesiva a estímulos rutinarios
  • Patrones de movimiento repetitivos (estereotipia)
  • Comportamiento destructivo

Vicios y sobreactividad

La mayoría de los perros que consideramos hiperactivos son en realidad sobreactivos. En estos casos, el comportamiento acelerado se debe a vicios de conducta de un perro que no fue educado apropiadamente. ¿Da vueltas como un trompo cuando sabe que va a pasear, se abalanza sobre el plato de comida, se tira encima de la gente que llega a la casa, te hociquea todo el tiempo, ladra sin pausa ante el menor sonido? Todo eso no es propiamente hiperactividad, sino probablemente simple mala educación. 

La intranquilidad en los perros sobreactivos puede deberse a que algunas de sus necesidades no se hallan satisfechas, como sacarlo a pasear diariamente. Una alimentación de mala calidad puede contribuir al problema.

Algunas razas son más demandantes en cuanto al ejercicio diario que requieren. El border collie (al igual que muchos perros “de trabajo”) fue creado para tareas físicamente exigentes (en este caso, pastorear ovejas), y es considerado uno de los perros más inteligentes que existen . Este tipo de mascotas requieren mayor atención para satisfacer los “desafíos” que necesitan resolver para desenvolverse normalmente en el día a día. Algunas otras razas muy activas son: labrador, golden retriever, galgo, pastor alemán, siberiano, weimarainer…

Ya se trate de un perro con problemas de educación o de naturaleza muy enérgica, es importante recalcar que el desafío no se presenta únicamente para la mascota, sino también para el tutor, que debe apartar tiempo, conocimiento y dedicación para adiestrar o entrenar al animal. Por eso, conviene tener estas cosas presentes a la hora de elegir una mascota con exigencias físicas y mentales. Un entrenador de perros puede ayudar, pero somos nosotros quienes vamos a compartir nuestro tiempo cotidiano con la mascota, así que debemos hacernos a la idea de que tendremos que poner en práctica los ejercicios que enseñe un adiestrador.

Entrenamiento físico

Una de las opciones más básicas es entrenarlo en juegos atléticos, como lanzar un objeto para que lo busque y traiga. De esa manera, quemará energía y realizará una actividad desafiante que le dará satisfacción, cumpliendo una tarea para la que está innatamente predispuesto. Además, una actividad de este tipo cubre en parte la necesidad de entrenamiento y disciplina.

Si el perro tiene buena capacidad de socialización, no es una mala idea llevarlo a un parque (público o especial para mascotas), en donde pueda interactuar con otros amigos peludos.

Darle un mordillo o un “hueso de cartílago” (un cartílago en forma de hueso, en realidad) es algo que puede entretenerlo y ayudar a aquietarlo. Además, se puede combinar con el juego de lanzarlo para que lo busque.

Juegos mentales

Tu amigo fiel no es únicamente una máquina atlética: también necesita desafíos mentales. Estos son algunos que podés probar.

  • Reconocimiento de objetos. Entrenalo para que te traiga un objeto determinado entre varios, diciendo una palabra clave.
  • Búsqueda de objetos. Puede ser un snack; existen puzles para perros que liberan un snack de recompensa cuando se resuelven.
  • Trucos. Como quedarse sentado, “roll over”, saltar, pararse en dos patas… Estas pruebas exigen su capacidad cerebral y demandan concentración y esfuerzo, que lo mantendrán ejercitado intelectualmente.

Buenos modales

Para los perros que necesitan aprender modales, una estrategia básica es hacerlo sentarse ante cada cosa que quiera. Darle la orden de sentarse antes de ponerle la correa, lanzarle un palo, darle la comida, salir a la calle… De esa manera, la mascota asociará sentarse con recompensas, y mantendrá sus impulsos bajo control.

Otros comandos que pueden enseñarse posteriormente son: quieto, abajo (echado con el vientre sobre el suelo) y venir.

Recordá que, ante la menor duda, lo mejor es consultar con el veterinario. Con HolaVet podés realizar tus consultas de manera fácil y efectiva. Estamos disponibles para cuidar a tu mascota las 24 horas, todos los días. Tu mascota está protegida con veterinarios online, red de vetes presenciales, vacunas, intervenciones, ¡y muchísimas cosas más! 

Dejanos tus datos para que un asesor se comunique con vos y te muestre todo lo que preparamos para que tu amigo esté siempre protegido.

*El contenido de este sitio se ofrece a título meramente informativo y educativo, y no debe tomarse como un consejo médico veterinario de ningún tipo. Ante cualquier duda de salud o síntomas de enfermedad en su mascota consulte a su veterinario.

¡Dejanos tus datos!

Un asesor se comunicará en minutos.


Más notas

golpe de calor en mascotas
Salud

Golpe de calor en mascotas: cómo protegerlas

El verano es una temporada esperada por muchos, pero para nuestras mascotas puede representar un riesgo importante: el golpe de calor. Proteger a nuestros compañeros

¡Dejanos tus datos!

Un asesor se comunicará en minutos.


Ventas