La saliva del perro, ¿cura heridas?

saliva

Existe un mito muy difundido que afirma que la saliva de los perros es curativa, y asociado a este, otro que dice que la boca de los perros es más limpia que la de los humanos. Por esto, mucha gente cree que es bueno que un perro lama nuestras heridas. Esto es rotundamente falso, y en esta nota explicamos por qué no deberías dejar que tu mascota te pase la lengua por una herida. De hecho, tampoco es aconsejable que se lama sus propias heridas.

¿La boca del perro es más limpia?

Los perros reconocen el mundo que los rodea fundamentalmente a través del olfato, tal como nosotros utilizamos primariamente la vista y las manos. Por eso vemos a nuestro amigo peludo olisquear por todas partes como una aspiradora. Eso significa, también, que su hocico se pasea con frecuencia por lugares inmundos, repletos de suciedad, infestados de bacterias y sustancias nocivas.

De manera que no, la boca del perro no es particularmente limpia, y probablemente tenga más suciedad que la de un humano promedio.

Investigaciones recientes han determinado que la boca del perro y de los humanos tiene más o menos la misma cantidad de bacterias: alrededor de 600 tipos. Pero el dato importante es que solo compartimos alrededor del 15 %. Aun así, la saliva puede transmitir enfermedades a los humanos en determinadas circunstancias, de modo que mejor no arriesgarse.

Basta con acercar nuestra propia nariz a la boca del animal para comprobar que no huele precisamente a rosas. Por eso, tanto para mejorar el aliento como para prevenir el deterioro de los dientes, los veterinarios recomiendan cepillar los dientes de las mascotas .

¿La saliva del perro es antiséptica?

El otro mito asociado con la boca del perro es que su saliva es capaz de curar heridas. Todos hemos observado cómo nuestro cuadrúpedo amigo se lame la piel lastimada. Esto puede dar la idea de que es un tratamiento curativo que ayuda a que cicatrice mejor. La realidad es todo lo contrario: al lamerse, nuestra mascota limpia la zona de la suciedad que pueda haber en el área y alivia momentáneamente la molestia o el dolor, pero no mucho más. De hecho, si dejamos que se pase la lengua todo el tiempo, solo lograremos que la cicatrización se retrase.

Tal vez no hace falta decirlo, pero en el caso de una herida, hay que llevarlo al veterinario para que lo trate adecuadamente. En muchos casos, precisamente para evitar que la boca del animal entre en contacto con la herida, será necesario colocarle el famoso collar isabelino, también conocido como “cono de la vergüenza” o, simplemente, “lámpara”.

El perro no debe lamer nuestras heridas

Ni hablar, entonces, de dejar que el perro lama nuestras heridas. Esto no es beneficioso en ningún sentido y, en cambio, puede ser dañino de muchas maneras:

  • Puede traspasar gérmenes causantes de infecciones (como la rabia).
  • La lengua es rasposa y puede abrir más o reabrir la herida.
  • Algunas personas pueden ser alérgicas a sustancias en la saliva del perro.

De hecho, no es aconsejable siquiera dejar que el perro nos dé esos “besos” babosos cerca de la cara.

La parte que no es un mito

Estudios científicos han comprobado que la saliva del perro tiene numerosas sustancias químicas, algunas de ellas con propiedades antibacterianas, analgésicas y cicatrizantes. Pero, como ya mencionamos, también posee gran cantidad de bacterias y gérmenes en general. Además, estas propiedades benéficas no son exclusivas de la saliva del perro: también la saliva de los seres humanos (y de la mayoría de los mamíferos) posee propiedades análogas. Por último, estas propiedades curativas o analgésicas son de ayuda, pero no alcanzarían para sanar al animal. Para decirlo en pocas palabras, es mucho más efectivo darle atención veterinaria.

En conclusión, a pesar de los aspectos benéficos de la saliva del perro, las contras son mayores: los perros se lamen por reflejo y no saben cuándo detenerse, lo cual –además de impedir la cicatrización, como ya mencionamos– puede llevar a otros problemas, como la aparición del “parche caliente”

Confiar en creencias populares de dudosa procedencia puede tener consecuencias lamentables, tanto para vos como para tu mascota. Mejor es confiar en un médico veterinario. En HolaVet contamos con una amplia red de centros veterinarios, capacitados para darte la mejor solución a cualquier problema de salud que se presente con tu amigo peludo. Todo, a un precio realmente accesible.

Dejanos tus datos para que te contemos más.

*El contenido de este sitio se ofrece a título meramente informativo y educativo, y no debe tomarse como un consejo médico veterinario de ningún tipo. Ante cualquier duda de salud o síntomas de enfermedad en su mascota consulte a su veterinario.

¡Dejanos tus datos!

Un asesor se comunicará en minutos.


Más notas

VILEF
Salud

Leucemia felina: todo lo que hay que saber

La leucemia felina (VILEF) es una enfermedad grave que puede tener un impacto significativo en la salud de los gatos. Conocer sus características, formas de

¡Dejanos tus datos!

Un asesor se comunicará en minutos.


Ventas