«Parte de la familia»

familia

La gran mayoría de las personas considera a sus amados perros y gatos como parte de la familia. Esto es así desde los tiempos de las cavernas, más o menos. Son conocidos los casos de gente adinerada que ha dejado en su testamento la mayor parte de su fortuna a sus queridas mascotas.

En los últimos años, esta idea ha ido cobrando cada vez más fuerza. A comienzos de 2022, en Estados Unidos se dio a conocer una encuesta realizada entre 16.000 tutores de mascotas y 1.200 veterinarios repartidos en ocho países en cuatro continentes, que reveló que el 95 % consideraba a las mascotas como parte de la familia.

La novedad es si debemos darle estatuto legal a esta costumbre de siglos.

En abril de este año una empresa que fabrica alimentos para mascotas lanzó una petición para que se considere legalmente a perros y gatos como miembros de la familia. Bajo el lema “parte de la familia, parte de la Ley”, la iniciativa busca dar un marco legal en la Argentina a una situación de hecho para la mayoría de los dueños de mascotas y, puntualmente, que se incorpore en el trabajo un día de licencia laboral por el fallecimiento de la mascota, tal como se hace por el nacimiento de un hijo, la muerte de un familiar o por exámenes en la facultad.

Antecedentes y situación mundial

La mayoría de los países incluyen en su legislación, desde hace décadas, leyes contra el maltrato animal, y el fundamento es considerarlos como seres sintientes, es decir, seres capaces de experimentar sentimientos, incluido el sufrimiento, lo cual les otorga ciertos derechos.

La Unión Europea reconoce por ley la sintiencia (ref.: capacidad de sentir) animal ya desde 1997. Desde el año 2000 existe una iniciativa para que las Naciones Unidas aprueben una Declaración Universal sobre Bienestar Animal que, entre otras cosas, reconoce a los animales como seres sintientes. A mediados de 2022 entró en vigor una ley en el Reino Unido que reconocía que todos los vertebrados (y algunos invertebrados, como pulpos y langostas) son seres sintientes.

Mascotas: más que una propiedad

Lo habitual, en el ámbito legal, es considerar a las mascotas como un bien que pertenece a un dueño, lo mismo que un automóvil o una casa. Por eso, en casos de divorcio , se toma a la mascota como una propiedad, incluso aunque sea un animal de servicio, como los perros lazarillos para los no videntes.

Esta perspectiva todavía prevalece en el mundo, aunque las cosas están empezando a cambiar. En los Estados Unidos, cinco estados han aprobado leyes de custodia que toman en cuenta los mejores intereses del animal para determinar quién se queda con la mascota. No obstante, EE. UU. cuenta con 50 estados; en los otros 45 todavía prevalece que el juez se fije en quién pagó las cuentas del animal (veterinaria, alimentos) y, sobre todo, a nombre de quién figura (cosa que no siempre es posible, porque muchas veces el animal carece de papeles).

El cambio se ha extendido al lenguaje. Hoy se prefiere utilizar el término “tutor”, en vez de dueño, para referirse a las personas que tienen mascotas.

En 2022, España dio un avance pionero al considerar jurídicamente como seres sintientes a las mascotas, lo cual, a efectos prácticos, significa reconocer que forman parte de la familia.

Pero incluso aunque la ley considere a la mascota como un objeto, siempre debe ser prioridad la salud y el bienestar del animal. La custodia compartida –una opción en la separación de parejas– puede ser más estresante para el animal que quedarse de forma permanente en un solo hogar (algo similar podría afirmarse sobre los hijos); ni hablar de cuando ninguna de las partes puede quedarse con la mascota y esta va a parar a un refugio.

¿Parte de cuál familia?

Las mascotas son parte de la familia, sí, pero ¿de cuál? O, dicho de otro modo: los humanos consideramos a nuestros amigos peludos como parte de nuestra familia, pero, ¿acaso se consideran ellos parte de la familia? ¿O sienten que nosotros somos parte de su familia perruna o gatuna? En general, los estudios parecen apuntar hacia esto último. Más allá de su dependencia de los humanos para la subsistencia (de hecho, esa es una característica fundamental del animal doméstico), perros y gatos hogareños establecen una relación estrecha con el entorno humano, de manera que consideran a los humanos como parte de “su” manada. Es decir, nosotros seríamos parte de la familia del perro o gato

Dejando de lado la discusión de saber de qué familia hablamos cuando hablamos de ser “parte de la familia”, lo importante es que tanto los perros como sus tutores pertenecen a la misma familia.

De la misma manera que protegés a tu familia con una cobertura de salud, es importante que cuentes con un seguro para tu mascota. HolaVet es tu mejor opción, ya que cubre a tu amigo peludo ante internaciones, cirugías y consultas con veterinarios, ya sean con veterinarios online o presenciales, que también pueden ser vetes a domicilio o en centros veterinarios!! , además de ofrecerte descuentos en artículos para tu mascota regalándote la tarjeta clarín 365. Todo, a un costo muy accesible.

Dejanos tus datos para que un asesor te comente cuál es el mejor plan para vos y tu mascota.

De paso, te invitamos a que dejes tu opinión: ¿Qué opinás sobre otorgar un día de licencia por el fallecimiento de tu mascota?

*El contenido de este sitio se ofrece a título meramente informativo y educativo, y no debe tomarse como un consejo médico veterinario de ningún tipo. Ante cualquier duda de salud o síntomas de enfermedad en su mascota consulte a su veterinario.

¡Dejanos tus datos!

Un asesor se comunicará en minutos.


Más notas

VILEF
Salud

Leucemia felina: todo lo que hay que saber

La leucemia felina (VILEF) es una enfermedad grave que puede tener un impacto significativo en la salud de los gatos. Conocer sus características, formas de

¡Dejanos tus datos!

Un asesor se comunicará en minutos.


Ventas