5 tips para sacarle las garrapatas a tu perro

garrapatas

¿Hay algo peor que ver una desagradable garrapata entre el pelo de nuestro encantador pichicho? Tal vez encontrar una garrapata en nuestro propio cabello. ¡Ugh! De cualquier manera, es importante saber cómo quitar esos parásitos para que dejen de infestar a nuestra mascota. No solo porque son molestos, sino porque pueden transmitir enfermedades a los humanos como la enfermedad de Lyme. En casos de infestación, los perros pueden sufrir anemia y parálisis, además de daños en la piel. En esas circunstancias, se debe llevar a la mascota inmediatamente al veterinario.

El contagio ocurre con mayor frecuencia entre los perros que viven en zonas agrestes o los que visitan parques a menudo.

¿Qué son las garrapatas?

Las garrapatas no son insectos, sino arácnidos, como los ácaros, las arañas y los escorpiones. Se agrupan en dos tipos: duras y blandas. Las primeras abarcan unas 700 especies, mientras que las últimas cuentan con unas 200 especies. Sin embargo, las que suelen afectar al perro son unas pocas especies.

A veces la garrapata aparece plana, de color marrón oscuro, mientras que en otras ocasiones se la ve mucho más grande, “inflada” y de coloración más clara. Lo más probable es que no se trate de especies distintas, sino que la última está repleta de la sangre que ha consumido del animal.

Además de ser un vector de diversas enfermedades que pueden pasar a los humanos, las garrapatas liberan toxinas que dañan al perro. Por si fuera poco, su mordedura expone al animal a infecciones secundarias provocadas por bacterias.

Revisión de la mascota

Debido a que las garrapatas pueden transmitir enfermedades en horas de acceder al animal, es importante realizar chequeos periódicos en nuestra mascota (idealmente diarios, sobre todo en los meses de verano, cuando están más activas). Aunque la garrapata puede hospedarse en cualquier parte del perro, los lugares más habituales son la cabeza (incluidas las orejas y el cuello), las patas (especialmente entre los dedos y en las axilas) y la zona genital.

La revisión se puede hacer con la mano o con un peine fino (como uno antipulgas), pero este no debe usarse para quitar al bicho.

5 Pasos para sacar una garrapata

Estas recomendaciones son válidas también para los gatitos (o para las personas, incluso), pero los perros son quienes sufren más habitualmente los ataques de garrapatas. Hay que aclarar, sin embargo, que las diferentes especies de garrapatas atacan a muchos mamíferos y aves.

No hay que intentar quitar al parásito con las manos, ya que este puede transmitirnos alguna enfermedad que puede ingresar a través de las mucosas nasales o alguna herida en la piel. Conviene quitarla con unas pinzas. Hay instrumentos específicos en el mercado, pero unas sencillas pinzas de depilar pueden servir.

  1. Barrer el pelo buscando algún bulto sospechoso en la piel.
  2. Tomar al parásito con las pinzas, acercando el instrumento lo más cerca posible de la piel del perro. 
  3. Tirar en forma recta, manteniendo la presión, sin girar o retorcer la pinza, ya que esto puede hacer que la cabeza o la boca se separen y queden fijadas a la piel del perro. Tener en cuenta que, en el caso de las pinzas específicas para garrapatas, el procedimiento es distinto.
  4. Revisar que no haya quedado ninguna parte del parásito en la piel de la mascota (lo cual podría desembocar en una infección). En ese caso, un poco de agua caliente hará que se desprenda.
  5. Limpiar la zona con alcohol o agua con jabón (salvo que esté cerca de los ojos o la boca). Es importante no olvidar de higienizarse de la misma forma las manos y de pasar un desinfectante a los instrumentos.

¿Qué hacer con la garrapata una vez extraída?

Conviene disponer del parásito de manera adecuada, para evitar la posibilidad de transmisión de enfermedades. Se la puede tirar al inodoro, o bien ponerla en una bolsita, cerrarla y tirarla a la basura. La estrategia de la bolsita es útil si queremos conservar al parásito para que lo vea y examine el veterinario.

No se aconseja quemarla con un fósforo ni aplastarla. 

Por último, es importante tratar a la mascota con un antiparasitario externo , que puede venir en diversos formatos (spray, pipeta, polvo…). Tu veterinario te puede indicar cuál es el más conveniente para tu amigo peludo en particular.

Si quieres asegurarte de que tu perro esté protegido contra garrapatas y enfermedades, HolaVet es el seguro de salud ideal para tus mascotas. Ofrecemos asistencias en salud para tu mejor amigo y te brindamos la tranquilidad de saber que estás cuidando su bienestar.

¡Dejanos tus datos para conocer más sobre HolaVet y todo lo que nuestro seguro de mascotas tiene para vos !!

*El contenido de este sitio se ofrece a título meramente informativo y educativo, y no debe tomarse como un consejo médico veterinario de ningún tipo. Ante cualquier duda de salud o síntomas de enfermedad en su mascota consulte a su veterinario.

¡Dejanos tus datos!

Un asesor se comunicará en minutos.


Más notas

golpe de calor en mascotas
Salud

Golpe de calor en mascotas: cómo protegerlas

El verano es una temporada esperada por muchos, pero para nuestras mascotas puede representar un riesgo importante: el golpe de calor. Proteger a nuestros compañeros

¡Dejanos tus datos!

Un asesor se comunicará en minutos.


Ventas